Bien comunicado

A 30 minutos de Huesca, a 1 hora y 15 minutos de Zaragoza y a 2 horas de Pamplona.

Amplias habitaciones

Habitaciones perfectamente equipadas con todas las comodidades, tanto dobles como individuales.

Actividades por la zona

La zona cuenta con grandes atractivos culturales, patrimoniales y de actividades al aire libre.

Servicio de cenas y desayunos

Puedes reservas nuestro servicio de cenas y desayunos avisando con antelación.

Te esperamos en Casa Felisa, casa rural en Santa Eulalia de Gállego (Zaragoza), en el corazón del Reino de los Mallos, un entorno natural y cultural incomparable junto a las aguas bravas del río Gállego, entre las provincias de Huesca y Zaragoza, al pie de los Pirineos. La zona y las múltiples actividades acuáticas en Murillo de Gállego (a 15km) y su entorno hacen de la zona un destino perfecto para una escapada rural en Zaragoza.

Nuestra Casa Rural en Murillo de Gállego es un antiguo molino de aceite, rehabilitado con mimo y transformado en una acogedora vivienda de turismo rural, decorada con encanto donde nos esforzamos por dejar un buen recuerdo en tu memoria y la sensación de haber vivido por unos momentos en una casa de ensueño. Nuestros huéspedes se llevan siempre el recuerdo de un rincón favorito, una habitación predilecta o un paisaje que les sorprendió. Cuenta con habitaciones dobles con baño, posee una habitación en la planta baja con baño adaptado para personas mayores o con movilidad reducida. Además, dispone de camas supletorias para niños o adultos, dos salones y un comedor común. No se aceptan mascotas. 

Te esperamos en Casa Felisa, casa rural en Santa Eulalia de Gállego (Zaragoza), en el corazón del Reino de los Mallos, un entorno natural y cultural incomparable junto a las aguas bravas del río Gállego, entre las provincias de Huesca y Zaragoza, al pie de los Pirineos. La zona y las múltiples actividades acuáticas en Murillo de Gállego (a 15km) y su entorno hacen de la zona un destino perfecto para una escapada rural en Zaragoza.

Nuestra Casa Rural en Zaragoza es un antiguo molino de aceite, rehabilitado con mimo y transformado en una acogedora vivienda de turismo rural, decorada con encanto donde nos esforzamos por dejar un buen recuerdo en tu memoria y la sensación de haber vivido por unos momentos en una casa de ensueño. Nuestros huéspedes se llevan siempre el recuerdo de un rincón favorito, una habitación predilecta o un paisaje que les sorprendió.

Cuenta con habitaciones dobles con baño, posee una habitación en la planta baja con baño adaptado para personas mayores o con movilidad reducida.

Además, dispone de camas supletorias para niños o adultos, dos salones y un comedor común.

Casa Felisa

Descubre el Reino de los Mallos